Del jardí bell de València
és Ayelo ermosa flor
que escampa, arreu, les fragàncies
que despedeix lo seu cor
Miguel Ferrándiz . "Himne a Ayelo"

.

sábado, 18 de septiembre de 2010

La Botellería de Aielo de Malferit

.





125 AÑOS ELABORANDO LICORES ARTESANALES

En 1880 los señores Bautista Aparici, Ricardo Sanz y Enrique Ortiz fundaron la fábrica de licores de Aielo, la razón social era "Aparici, Sanz y Ortiz", aunque en el pueblo todos la conocían como la "Botellería". Sanz y Ortiz se encargaban de la fabricación y administración de la empresa, mientras Aparici andaba por el mundo abriendo mercado. Desde el principio lograron unos excelentes productos que fueron mundialmente reconocidos, pues con la idea de expansión comercial concurrieron a muchas ferias y certámenes nacionales e internacionales, logrando premios en todos los concursos que se presentaron, con un total de 20 medallas de oro y 10 diplomas de honor.

Haremos mención de algunas medallas y el año que se consiguieron: 1881 Milán, 1884 Roma, 1885 Philadelphia, 1886 Torino, 1889 Londres. En la Exposición Universal de Paris de 1889, cuando se inauguró la Torre Eiffel, allí estaba el genial hombre de negocios, Bautista Aparici, con sus exquisitos licores, obtuvo una medalla de plata, ese mismo año consiguió dos medallas de oro en Paris en otros certámenes. En 1890 Burdeos, 1891 Bruselas, 1891 Alejandría, 1893 Chicago, 1900 otra vez Paris (es la ciudad donde mas premios obtuvieron), 1908 Zaragoza, 1909 Valencia y así hasta un total de 20 medallas de oro. Los diplomas y certificados de éstos premios centenarios, están colgados por las paredes de esta vieja fábrica.

Desde el inicio el "Anís Celestial" era el producto estrella de la casa, con él se consiguieron 12 medallas de oro, el lema promocional decía: "Beba anís Celestial, nunca habrá probado nada igual". Luego paso a llamarse Anís Ayelo, la Nuez de Cola Coca, así se llamaba en un principio, aparece según etiquetas en 1882 como jarabe.

Hasta el Palacio Real llegaron los licores milagrosos fabricados en Aielo, en 1892 S.M. la Reina Regente en España, Dña. María Cristina de Austria, les concedió el titulo de "Proveedores de la Casa Real", autorizándoles a usar el escudo de armas en todos sus escritos y en las etiquetas de sus productos.



En las ultimas décadas del siglo XIX aparece una enfermedad en las viñas llamada la "filoxera", es causada por un insecto hemíptero de la familia de los filoscéridos, atacaba a las hojas y después la raíz de la vid, destruyó la mayor parte de las viñas europeas, en la zona de la Mancha causó una autentica ruina. El señor Bautista Aparici, viajero incansable, trajo de Francia y EE.UU. plantas mas fuertes y resistentes para solucionar el problema, se las conocía como "vides americanas", a partir de entonces nace en Aielo el gran negocio de los Barbados.

A finales de 1897 por discrepancias entre los socios se separaron los señores Aparici y Sanz, quedando la fábrica solo de Ortiz. Estos se instalaron en Aielo a principios de 1898 creando una nueva sociedad, unos años después, concretamente en 1900, marchan a Xátiva e instalan una nueva fábrica con el nombre comercial de "Aparici y Sanz". Esta fábrica funciono varios años, pero el señor Aparici recogió su parte de capital y regresó a Aielo, a partir de entonces se dedicó a las vides americanas.

En 1909 Enrique Ortiz ofrece parte de la empresa a su amigo Joaquín Juan Mompó, propietario de una destilería de alcohol vínico y que además le suministraba la materia básica, en 1910 el nombre comercial pasa a ser "Fabrica de Licores y Jarabes Ortiz y Juan Mompó". En 1913 Joaquín Juan Mompó compra la parte de su amigo Ortiz y queda como único propietario.



En este nuevo periodo, Joaquín Juan Mompó, da un nuevo impulso a la fábrica, reorganiza al personal, incluso contrata nuevos empleados, cuida la imagen de las nuevas botellas y etiquetas. Entre el personal incorporado contaba con su hijo mayor Joaquín Juan Sanchís, quien contaba con el título de comercio y también con el de "destilación y fabricación de licores", los estudios los realizó en los Hermanos Maristas de Montpelier (Francia), ya que su padre quería que estuviese bien formado para ponerlo al frente del negocio familiar.

El 7 de Abril de 1922 murió Joaquín Juan Mompó de 57 años, a causa de una bronquitis crónica, por decisión de sus hijos varones, Joaquín, Juan Antonio y José Ramón, la empresa paso a llamarse "Viuda de Joaquín Juan Mompó".

Personal de la botellería a mediados de los años 20.

Son muchos los aielenses que han trabajado en esta fábrica a través de los años, pues antiguamente tenía una plantilla bastante grande, allí se lo preparaban todo: mujeres forrando garrafas de mimbre, carpintero para montar las cajas de madera, personal elaborando, embotellando, repartiendo por los pueblos cercanos o llevando a las estaciones de tren de Ontinyent o Alcudia, si las mercancías marchaban lejos, además, varios operarios en la oficina y representantes por casi toda España, incluso por el extranjero.

En 1928 los herederos de Joaquín Juan Mompó, es decir, su viuda e hijos, construyeron una gran bodega en la carretera a la entrada del pueblo, allí elaboraban vinos, vermouth y moscatel. Tenían varios empleados, entre ellos a José Elías Juan Guzmán conocido como "Pepelies" y su hijo mayor Pepe, al carpintero José Ortiz "Tarugo" que se encargaba de hacer los barriles,. la administración de la bodega la llevaban desde la oficina de la fabrica de licores.

LA BOTELLERIA DURANTE LA GUERRA CIVIL.

Durante el periodo de la Guerra Civil de 1936-1939, esta fábrica fue intervenida y ocupada por el comité local de abastecimientos, siguieron trabajando a intervalos, ya que algunas veces le faltaba la materia prima, en las etiquetas ponía la mención "controlada".




Esta hermosa etiqueta que acompañamos la desearían tener muchos coleccionistas, pues si la analizamos cuidadosamente nos dice muchas cosas: Coñac que ahora se llama Brandy y Malla Roja se lo pusieron mientras fue ocupada.

En esta época de escasez de alimentos y racionamiento se utilizaba mucho el trueque, es decir, el intercambio de cosas y servicios sin que interviniese el dinero. Para dar solución a este problema en muchos pueblos se editó un papel moneda, de circulación local, sellado por el Ayuntamiento y firmado por algún dirigente.




En Aielo el papel moneda se emitió en julio de 1937, llevaba el anagrama de la fabrica de licores, no he podido hallar el motivo de porqué se hizo así, posiblemente aprovechando papel de las etiquetas o por ser la fábrica más prestigiosa del pueblo sirviese como aval. Pero es sorprendente la extraordinaria categoría y bella factura de estos vales particulares, también la mención "controlado", como si se tratase de un papel moneda oficial.

Al finalizar la guerra, la fábrica se entregó a sus antiguos propietarios, es decir, a la Vda. de Joaquín Juan Mompó. El almacén de materias primas y los barriles de licores estaban completamente vacíos.

La etapa de posguerra fue dura y larga para todos, vencedores y vencidos, pues el país quedó destrozado y hundido económicamente, tuvieron que pasar varios años para cicatrizar las heridas y volver a la normalidad, esto también lo sintió la "botellería" debido a la falta de materia prima y el poco dinero existente.



Algunas veces hemos visto en la prensa y en la televisión comentar el polémico tema del licor Nuez de Kola Coca, fabricado en Aielo, con el refresco Coca-Cola de la multinacional estadounidense, pues los ingredientes básicos, en un principio, eran los mismos, la nuez de Kola y las hojas de coca de Perú.

Se dice que no hay datos concretos para demostrar quien invento el producto o si fue fruto de la casualidad, es decir, que cada parte lo hiciese a su manera. En EE.UU. afirman que, en 1886 un farmacéutico de Atlanta, John Pemberton, invento la fórmula que dio origen al nacimiento de Coca-Cola; primero era un jarabe que se mezclaba con agua fría y se bebía como un refresco, alguien tuvo la idea de mezclar soda y de ahí nació el producto burbujeante que hoy conocemos.

Por otra parte sabemos que el señor Bautista Aparici, socio fundador y representante de la fabrica de licores de Aielo, realizo varios viajes a Estados Unidos para introducir allí sus productos. En 1885 obtuvo una medalla de oro en Philadelphia, un año antes a la fecha anunciada por los americanos a su invento. No tenemos información que nos diga y aclare qué jarabe o licor, de los que presento allí el señor Aparici, obtuvo el mencionado galardón. La fábrica de Aielo era muy conocida por sus famosos y variados jarabes, era el refresco que se tomaba mezclado con agua, en casa y también en los bares, hasta que nacieron los refrescos embotellados que conocemos ahora. Da la casualidad que la "Nuez de Cola-Coca" de un principio era un jarabe, así lo demuestra las primeras etiquetas de la fábrica, también el Diploma de Merito Extraordinario obtenido en Londres en 1882 por este jarabe, así que podemos demostrar que el producto nació en Aielo, los americanos lo copiaron y supieron sacarle buen rendimiento; estas cosas suelen ocurrir por no registrar los productos a tiempo. Con esto de los inventos no hay que fiarse ni de los vecinos

Antes no se registraba un producto hasta comprobar que era aceptado, así que la "Nuez de Kola-Coca" fue registrada como licor por la Dirección General de Agricultura, Industria y Comercio el 17 de Agosto de 1903. Dos meses después, el Instituto Médico Valenciano emitió un dictamen, con fecha 17 de Octubre de 1903, firmado por los doctores Vicente Peset (Aleixandre), Vicente Guillem y Agustín Trigo, en él se reconocen las buenas cualidades del licor, tanto digestivas como tónicas, lo recomendaba para la astenia postgripal, infecciones, fiebres y pulmonías, también para la anemia y otras enfermedades. Una copita detrás de las comidas principales sienta muy bien en estos casos, incluso también como prevención.

Sólo queda en esta historia el cruce de caminos que ambas marcas tuvieron en 1953, el año en que el refresco estadounidense se instaló en España. En ese mismo año, Coca-Cola compró, por unas 30.000 pesetas, la marca de la empresa de Aielo con el objetivo de poder comercializar su producto en nuestro país, sin que se suscitase ningún contencioso.



La base de la Coca-Cola nació en Aielo, si los americanos no están de acuerdo con nuestra versión que demuestren lo contrario.

NUESTRA LICORERIA

Esta fábrica ha sido un referente en nuestro pueblo, venían y aún vienen a comprar licores de los pueblos de la comarca, pues los licores de Aielo siempre han tenido mucho prestigio. Tampoco han faltado nunca en nuestros hogares, siempre con unas botellas en casa por si surge alguna visita o hay que celebrar algo. Las más usuales y apreciados son el Anís Aielo y la Nuez dé Kola Coca, acompañan muy bien después de una comida, con el café y las pastas típicas como "els rollets d'anis, carquinyols i mantecats".




El refresco de los hombres és el anís seco o "cazalla", este lo beben en seco y después agua fresca, si lo mezclan con agua lo llaman "nugolet o palometa", antes lo bebían mucho mientras realizaban las labores de campo y al anochecer en los bares. Los refrescos para las mujeres y los niños son los jarabes y las horchatas que se mezclan con agua fría, el de limón es el mas apreciado y refrescante, si le añadimos unas gotas de cazalla formamos el popular "canari" (canario), es un refresco muy popular y típico de nuestro pueblo.

La Nuez de Kola Coca también nos quiere decir algo. Si mezclamos una parte de la Kola con 4 ó 5 de agua fría tenemos un refresco, si la mezcla la hacemos con soda es lo mas aproximado a la popular Coca Cola, pues con gaseosa resulta dulzón. Si mezclamos Kola con leche muy fría, mitad. de cada producto, tenemos el "Baileys", con menos alcohol y mucho mas económico, además, las mujeres se lo pueden tomar mas suave añadiendo mas leche.


Tenemos unos licores de los cuales podemos presumir, pues suelen identificarnos y además forman parte de nosotros mismos, por eso nos gusta tanto cuando queremos quedar bien con familiares o amigos, regalar nuestros originales licores. Se dice que consumir productos típicos de nuestra localidad ayudan a mantener la identidad.

En fiestas señaladas como Navidad, las patronales en verano u otras, es un ir y venir de gente a por licores. Se puede decir que a través de la publicidad de la "Botellería" en ninguna casa de Aielo ha faltado el calendario por Navidad, todos los años nos sorprenden con sus detalles; abanicos, palilleros, servilleteros, botellas pequeñas de licor, relojes de pared, bolígrafos y un largo etcétera.

Los corredores de la fábrica están llenos de barriles grandes de roble, allí reposan los licores y aumenta su aroma y sabor. Entre la gran variedad existente podemos leer: Marrasquino, café, rosa, curasao, menta, anisete, perfecto amor, placer de damas, cualquier cosa, lagrimas del contribuyente, leche de vieja, crema de ron, ponches de ron y coñac, y también los famosos escarchados de anís y coñac. Para estos deliciosos licores, elaborados en Aielo, parece que no pasa el tiempo.




Hasta principios de la década de los sesenta, las bodas y comuniones se realizaban en la misa de las nueve de la mañana, luego lo celebraban en casa con familiares y amigos, hacían chocolate con panquemados o "bambas", luego pasaban un par de horas comiendo dulces: tartas de almendras, bizcochos y brazos de gitano de boniato, siempre acompañados de licores dulces de la que podríamos llamar nuestra "Botelleria".

Se dice que los nabos de Aielo son muy buenos y apreciados, por eso nos llaman "naps" a los aielenses. También existen empresas, productos y hombres que identifican y realzan el nombre de Aielo por toda la geografía española, por orden de antigüedad los vamos a definir: en primer lugar tenemos la fábrica de licores más antigua de la Comunidad Valenciana, en segundo lugar, somos el pueblo que mas barbados produce en España, sólo nos falta la denominación de origen que diga: "Barbats d'Aielo". El tercer lugar se lo dejamos a Nino Bravo, pues el famoso cantante se sentía muy orgulloso de haber nacido en la calle Santos de la Piedra de nuestra localidad.

Con el paso del tiempo la licorería ha bajado mucho su producción perdiendo parte del mercado que tenia por casi toda España, después de la guerra y la escasez, el nuevo resurgir ha traído nuevos productos como la cerveza y los refrescos embotellados o en latas, las grandes fabricas con producciones masivas y la gran variedad de licores existentes en el mercado. Hoy es una empresa artesanal y familiar que produce unos licores centenarios para deleite de los aielenses y pueblos de la comarca.


Edificio de la botellería y Juan Juan Micó, su actual propietario.


En las últimas décadas ha sido dirigida por los señores siguientes: en 1942 quedó como único propietario Joaquín Juan Sanchís, hijo mayor de los antiguos propietarios, en 1964 la cede a su hijo Joaquín Juan Mompó. Ya en 1971 pasa a nombre de Juan Juan Micó, el cual todavía conserva y emplea las mismas formulas que sus antecesores. Su hijo mayor, Juanjo, ya está preparado para sucederle, así que tenemos el futuro garantizado para nuestros apreciados licores.

Hablar de la " Botellería" es hablar de Aielo, su historia es la nuestra, pues llevamos juntos 125 años, con días de esplendor y otros trágicos, siempre compartidos; celebrando los buenos momentos o ahogando nuestras penas con sus deliciosos licores. Su edificio centenario es un símbolo de Aielo, forma parte muy entrañable de nuestro patrimonio cultural. Si las viejas paredes de esta fábrica, impregnadas de anís y otros deliciosos aromas, hablaran, cuantas cosas nos podían decir.




Para quien desee más información, Joaquín Juan Mompó, está escribiendo un libro más minucioso y detallado sobre la Destilería y Fábrica de Licores, Jarabes y Horchatas de Aielo de Malferit.

Mi agradecimiento a todas las personas que me han ayudado en la confección de este articulo, en especial a Joaquín Juan Mompó, Juan Juan Micó, Fernando Goberna Ortiz, Rafael Belda Ureña y a nuestra bibliotecaria, MªJesus Juan Colomer.

"Des de l'Ombria bones festes a tots i que no ens falten els licors de sempre".

Toni Barber. Publicado en el Libro de Fiestas del año 2005.

10 comentarios:

  1. Me ha encantado el escrito. Sobre todo por las hermosas etiquetas de la epoca que muestra y cuando vaya a Ayelo pienso comprar la nuez de cola para probar el Baylis casero, a ver si eso es cierto.

    ResponderEliminar
  2. jose eduardo ayelo24 de mayo de 2011, 8:17

    U n gran saludo a Ayelo de Malferit , desde Argentina, Jose Eduardo Ayelo .

    ResponderEliminar
  3. No se comercializa por tienda de internet la "nuez de cola coca"? un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Contestando a Nico, los licores de la Botelleria ahora, como en sus inicios en el s.XIX, se venden en la pequeña tienda de la plaza del Palau. No las busques en internet que no las encontraras.

    ResponderEliminar
  5. SALUDOS, conocía la historia tal como se describe, pero además otras personas vinculadas a la empresa: MIGUEL CASTAÑEDA y su esposa CARMEN "LA AIGUARDENTEDRA". Se desplazaron a la zona de Villanueva de Castellón , don de por cierto , un hijo de SANZ, abrió una bodega.
    Si conocen la existencia de estas personas, ruego se comuniquen juanmanuelcast@hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. soy un ayelense, creo que se deberia hacer una pelicula con buen presupuesto y presentarla a los oscar con la historia de el personaje que tubo la iluminada idea ,y una vez mas nos la robaron los yankis. encima no reconocen la verdadera historia y ocultan la verdad .

    ResponderEliminar
  7. He conseguido un botella de FLOR DE ANIS J.J. Seco de 1 lt. con etiqueta y pone de JUAN MICO - AYELO MALFERIT, está en bastante buen estado, si le interesa a alguien mi correos es: anacormian@hotmail.com

    ResponderEliminar
  8. Terndrá algo que ver est vino medicina con sus destilados.
    http://termometroparavinos.com/vino-medicina/#.UY4jDKKGGSo
    Si me aportan algo estaria muy agradecido
    Saludos
    Ignacio (achoig@gmail.com)

    ResponderEliminar
  9. Articulo buenisimo lo mismo que los licores. Alla por los años 80 que por mi trabajo me desplace a Valencia, un compañero me recomendo la Cazalla (alli me entere que es la Flor del Anis) y en casa aunque apenas la tomamos como licor. Si la utlizamos para hacer el Pacharan mezclandola con anis dulce y con arañones, aunque el mayor consumo lo hace mi esposa para Rollitos de Anis y sobre todo Tortas Finas. Desde que la conoce, dice que no encuenta nada mejor hasta tal punto que cuando se le acaba vamos exclusivamente a por Cazalla a Ayelo.

    ResponderEliminar
  10. Fui a Aielo a comprar "ex profeso" el licor de Nuez de Cola a raíz de probarlo durante una cena en Ontinyent.Me encantó. Con unos cubitos de hielo y frío está "de categoría"

    ResponderEliminar